Sunday, January 14, 2007

Sera solo un momento

No acaban de encajar los engranajes. y sobre la mesa: anónimo
en tinta
azul
en la ventana suena la persiana, pero no, no hay
viento.
y se me caen las hojas de las manos, procurando no perder
ninigún papel.
Te espero. Cuando regreses,
seguiré esperando,
quieta inmóvil íntegra e incorrupta.

Como estatua de sal.
No sé dejar de mirar atrás.



no dejen de dejar sugerencias (v. post anterior)

4 comments:

DANI said...

A veces yo tampoco se dejar de mirar atrás.

A veces

Danelí said...

y en la espera creo haber oído algo,
y de puro deseo giro la cabeza y no hay nada,
pero no lo acepto y camino hasta la ventana y con la dolor de garganta compruebo que no hay nada más que la estela de un niño que ha corrido veloz....

un besote Paz
=*

Javier Herque said...

A veces la sal es el tejido de un mañana que ni es azul ni tiene ventanas ni papeles en los que poder escribir un nombre.

Yo prefiero esperar junto a la mujer de Lot aunque sea más de un momento, no tengo prisas. Ya no.

Un beso.

jaio said...

"...no podemos jugar, y la luz de la mañana entra en la habitación. Pero queda tanto por delante que no puedes saber de primeras si darte la vuelta en el primer portal. Y te asomas a la ventana de nuevo, por ver si llueve, y si sigue ahi." ...Completo en mi espacio, todo tiene su por qué.