Thursday, February 08, 2007


El lugar está abarrotado, y ya pasan diez minutos de la hora que debería ser.
Estás agotado, pero contento, y sonríes, y te pisan, y vuelves a sonreír dando un trago a tu 43-cola con rajita de limón. y entonces, empiezan a sonar las notas que esperabas, y sonríes de nuevo y con más ganas.
y saltas, saltas, saltas. cuando se acaba, sabes que la persiana se cerrará tras de ti, para reencontrarte mañana, a la misma hora, con la misma gente. Feels like home







Porque las calles mojadas te han visto crecer, y lo demás, lo demás no importa. No ahora


[La gramola: ésta es su elección]

4 comments:

jaio said...

puede que algun dia aguante hasta el cierre, pero por ahora me contento con que suene el movil, que me imiten la gramola, o que el emule funcione como buenamente pueda. mi ca-ca-cabeza da vueltas...

la chica de los botones said...

y no te acuestas a mi lado y yo sin saber porqué [¿puedo ir a dormir contigo?], no estás para rescatarme de ese ambiete que inunda las noches aquí [¡sector hippieindependiente de la pandilla ya!], y luego me dejo arrastrar por una espiral que no tiene colores, ni siquiera para rellenar los lunares blancos de italia, y la gente me mira por llenar los charcos con botas azul turquesa, y yo sólo quiero volver a hacerme invisible, y que los medios de transporte me esperen en el andén. o cocina creativa y hamburguesa los fines de semana. o bailar por el salón, y abrazarte (encima'ti)
[una ciudad insoportable pero insustituible]
Y si mañana hay examen vamos al cine, y sino tenemos sueño o ganas nos vamos a pasear
[continuan las lluvias en el mediterráneo
se busca una violeta
la niña de seis años declara:
soy feliz,
sorbiéndose los mocos]

"a veces algo que llevabas buscando un tiempo aparece en los lugares más inesperados, en los cruces de caminos más insólitos, en aquellos sitios donde no esperabas hallar ni una brizna de aire"

Danelí said...

La chica de ayer,
ayer me dio una palabra linda
B E S A Z O




[aprendiste a adjuntar canciones]
te llevo en llave de sol

Javier_Herque said...

Es lo bueno de las persianas, que suben y bajan cuando Antonio Vega se acuerda de aquella chica de ayer o te invita a luchar contra gigantes desde ese sitio en el que su recreo es tiempo y voz para todos (aunque estés agotada).
Saltas y saltas sin importar la hora que se esconde en el reloj…total los zapatos no son de cristal y mañana…a la misma hora…no necesitaras de una calabaza mágica para llegar a su sonrisa.

Canta Antonio Vega y las persianas esperan y la boca sabe a limón.

Un beso desde mi recreo


Javier Herque