Thursday, April 12, 2007

como pasan las doce hojas del calendario


Ha pasado un año. Uno bisiesto, aunque con 365 días. He probado a escribiros en inglés, y en español, en prosa, en verso y en miradas. He probado, y, poco a poco, habéis ido cambiando los rostros al otro lado de la pantalla. Os he explicado el porqué del título, por qué en inglés, esa absurda manía mía de películas en versión original. He probado a prestaros una o dos o más canciones o lo que hubo antes de Amélie..
Comprendisteis que la poesía la tengo entre los labios y que a veces se me pierde en el camino hasta las manos; y no me habéis juzgado demasiado por mis locuras.
He tenido ganísimas de conocerte y saber qué estabas pensando. He pasado horas en Chile, horas de madrugada compartida. He cantado contigo mis canciones preferidas y he sentido que a alguien más le había llegado esa película.
He abusado de palabras esdrújulas, de flashbacks, huidas, curvas peligrosas y no habéis podido ver cómo algunas palabras quedaban a la derecha de la mirada.
Todo para sentirnos en un cuadro de Vermeer. Porque Vermeer es luz. O eso me dijo alguien en el Louvre cuando lo arrastraba escaleras arriba para ver ‘La Encajera’. Pero todos sabemos que las mejores palabras son las de oscuridad, y que para algo tenía que servir esta absurda tristeza adolescente. Aunque hasta la última despedida me hubiera quedado sin lágrimas.
Y podría seguir escribiendo hasta quedarme afónica y con las manos llenas de tinta y secretos. Pero dejaremos el resto a la imaginación de cada uno: mis discusiones con la plantilla cuando al pasar a beta los comentarios dejaron de ser perspectivas, o cuando decidió que él iba a ser un blog prosaico sin tan siquiera consultarlo. Gajes del oficio.

5 comments:

jaio said...

Yo por mi parte regreso a la maldicion de un solo comentario, que casualmente viene siendo tuyo, lo cual me ata inexorablemente a pasarme por aqui de buen grado de rato en rato [duran tanto como uno quiere], porque no estuve al comienzo, pero sigo tus andadas de un tiempo a esta parte, y me siento superado como siempre que me vuelvo ininteligible, y nada políglota.
A por otro año mas [pd: este año no ha sido bisiesto, pero el proximo te dejare celebrarlo agusto]

amandine said...

querida Paz:
(y este mensaje tiene un encabezamiento como de carta a nivel mundial aunque hoy es personal...)
van tres veces que me paseo por tu blog. Lo hago de puntillas siempre, para no disturbarte demasiado. llegué hasta aquí con las botas de agua puestas, leí un comentario tuyo y sentí la necesidad de saberte más.
Te dibujas con palabras de un modo exquisito.
Me emocionas y me vinculo, me identifico contigo aunque nuestra edad sea distante...pero ya vés, pienso las más de las veces que, no es que yo sea un poco adolescente, (que lo soy..ando desvistiéndome de los complejos de la pubertad todavía a mis 32),sino que, sinceramente, tu madurez lírica, tu sentir humano, se acerca a lo que yo llamo "un proyecto de mujer excepcional".

Hoy me atreví a dejar mi huella.
Con ello, te invito a que pases cualquier tarde a tomar algo por mi casa virtual...
Un beso y un sueño de cumpleaños.

DANI said...

Dejate de ostias, tu blog es preciosos y cojonudo. Lo echo de menos ahora que no puedo leerlo amenudo.

Falicidades!!!

Besos de nuestra parte. Muchos muchos....

Alice ya no vive aquí said...

Y si miras hacia tras podrás seguir reconociéndote en cada coma, como si pudieras ser espectadora de ti misma a través de tus palabras.

Por mucho tiempo más :-)

Botas de agua said...

Ya traje las velas, perdóname, sé que el pastel estará seco, pero te traje una botella de... champán? no sé, sino es vino tinto, o sino dime tú mujer en qué quieres que lo convierta para que no me pese tanto mi retraso. Ya llegaron y se fueron los invitados, pero yo aprendí cosas, aprendí que hay un post en que explicas el por qué de tus nubes, que abusas de otras cosas además de las esdrújulas y de que tienes capacidad para alcanzar esas palabras que dices que se pierden entre labios y manos como pocas personas. Feliz cumpleaños, Paz. Gracias por invitarme. Yo me daré un homenaje recorriendo antiguos posts de tu historia. Un fuerte beso.