Saturday, April 21, 2007

Huesos de cristal.

Es mejor resolver los problemas de los demás que los de un gnomo de jardín.

Sueño que al despertar, la piel me sabe a mar. No me importa sumergirme en agua con sal.
No te acerques demasiado. No me roces la mano, la mejilla. Y no me mires así.
Porque no todos los finales requieren un beso. Pero a todas las estaciones, llegan trenes que esconden secretos, historias. Y tú me recuerdas a alguien

2 comments:

Botas de agua said...

Paz, si hubiera tenido yo esas palabras exactas en el momento que las necesité se las hubiera dicho a alguien... me sorprendió la perfección con que encajaban en lo que yo quise expresar.

amandine said...

Te leo.
Vuelvo a hacerlo dos veces más.
Obesrvo el gesto de Amelie.
Me recuerdo a mi misma sintiendo de este modo.
Me tienes completamente alucinada; yo llegué a este tipo de pensamientos después de haber hundido mi vida hasta el fondo.
Es maravilloso descubrir que todos los viajes dejan una historia.
Y eso, es lo que luego se puede contar.
De esa materia están hechos los sueños...

Un beso y un sueño de sueños.