Thursday, May 17, 2007

Cientificamente probado

Antes de cruzar mira siempre a ambos lados.
Y siempre siempre viene un coche.
Y siempre siempre acaba cruzando igual.
Entonces los conductores pitan y la llaman hija.....
A ella se le acelera el corazón, y se le estira esa sonrisa que hace tiempo que no dibuja alegrías.

Pero es una persona experta en echar de menos.
Sabe echar de menos con las palbras, con las canciones, con los silencios.
Sabe echar de menos con la punta de los dedos y las ondas de su pelo.

Si está aquí, echa de menos a los de allí.
Y los es aplicable a:
personas
lugares
paisajes
sensaciones
cosas


y tiene ese sentimiento de deriva que desemboca en un deseo infinito que es imposible satisfacer.

Así que vuelve a cruzar la calle a contratiempo.

2 comments:

espiralproscrita said...

No sé cómo lo has hecho. Pero aún tengo los ojos pegaditos, y las manitas frías, y la sensación de deriva y de movimiento suave en el pecho (se ha trasladado de las sábanas a mi pecho). Y tú has desperezado mis ojitos, has calentado mis manos, y la sensación de deriva ahora aprieta el pecho con ternura.
Y he sonreído. 8:48 a.m.
Gracias.
Un abrazo soslayado.

la niña perdida said...

Cruza la calle a contratiempo a veces con los ojos cerrados.
Retando al rojo,al verde,a su suerte de niña. Agitando su corazón que tanto tiempo lleva parado,añorando los latidos de viejas palabras.

Me encantan tus letras,colores,canciones...todo.

=) sonrisas de azúcar