Monday, June 04, 2007

Nobody said it was easy

La sombra de tu sombra.

Aunque ninguno quiera crecer, aunque el jabón no acabe de coserlas a las suelas de mis zapatos (te echan de menos). Aunque encadene los ojos a tantos paisajes como ventanas tiene el viejo bloque de hormigón, que aparenta ser las rejas de una cárcel, con cortinas color crudo.
Y puede que no tenga palabras, pero me quedan los gestos, me quedan los números, me quedan los sueños. Y sigo repitiendo por nonagésima tercera vez noventaytres, noventaytres, noventaytres [et moi, je sais, que pour toi, ça ne veut plus rien dire] Que quizá nunca lo hizo.
Y voy amontonando cosas pendientes en todos los rincones de la casa.
Y llego con las manos vacías de viento y tickets de metro.
Y me olvido de la sal.
Y del turquesa.

3 comments:

Escéptico said...

El jabón permite hacer burbujas húmedas y transparentes. A pesar de la fragilidad que aparentan, por un fenómeno que los sabios y los físicos llaman la "tensión superficial", pueden sorprendernos por su fortaleza.

Haz una burbuja grande y gordota. En ella podrás guardar lo que necesites. Incluso esos zapatos que se añoran.

DANI said...

Joder Paz, hoy eres mi antítesis, de verdad que parece hecho a posta. A mi me sobran sal, turquesa y me falta olvido.

Besos enormes.

Alice ya no vive aquí said...

Se destila una tristeza pausada y goteante que me ha dejado el corazón deshaciéndose...

Un abrazo, fuerte.