Tuesday, September 11, 2007

Desastres Naturales

Me aseguró el agua que había recobrado la confianza en mí.
Y dejó un caminito de sal, como prueba irrefutable.

Después del terremoto, quedaron siete réplicas.

Y el viento huracanado ha vuelto a traer lluvia.



aguardo a que vengan sobre el tejado de mi casa

5 comments:

La niña perdida said...

después de la tormenta siempre viene la calma.
que valiente, quedarte a esperar.

Un abrazo de huracán de esos que giran y confunden espirales.

distante.espejo said...

yo siempre le tuve un miedo secreto al agua y a sus inquilinos, por eso no me gustaban las playas de submarinismo...
aún tengo un serio problema...

amandine said...

y vos, linda mia...
recobraste la confianza en el agua?

un beso, gota de lluvia.
un sueño sin tormentas.

botas de agua said...

ya ves la lluvia se enamoró de los tejados y de los agujeros y de las personas y de las aceras. y se empeña en andar besándonos una y otra vez. espera a la lluvia, niña, espera. pero no la dejes amarte demasiado. a lo mejor te lleva...

DANI said...

La lluvia me llena.....a veces...

Besos mojados