Friday, September 14, 2007

Enero 2006

Océanos, lloraré océanos.
Primero el Índico, el Ártico, el Antártico, el Atlántico.
Y sus distancias.


la falsa paz del océano Pacífico.


7 comments:

distante.espejo said...

yo estaba con qué va a ser de mí.
vaciarse es tan consolador como doloroso.
la falsa paz desde la isla de la calma.
un besazo

Tristancio said...

lágrimas de Paz

un mar de lágrimas...

un nuevo océano

un mar de Paz


(Un abrazo salado).-

La niña perdida said...

Y yo te las seco una a una...te mancho de tierra para calmar al oceáno.
El Pacífico no entiende de paz sino de revoluciones.

Ayer aquí llovía y llovía entremezclando lágrimas con lluvia...en la ciudad que no vende botas de agua.

*Estoy leyendo Rayuela y me acuerdo de ti.

Un besazo =)

Gaby said...

"¿Sabes qué es lo más hermoso de aquí? Mira: nosotros caminamos, dejamos todas esas huellas sobre la arena, y ahí se quedan, precisas, ordenadas. Pero mañana, cuando te levantes, al mirar esta enorme playa no habrá ya nada, ni una huella, ni una señal cualquiera, nada. El mar borra por la noche. La marea esconde. Es como si no hubiera pasado nunca nadie. Es como si no hubiéramos existido nunca. Si hay un lugar en el mundo en el que puedes pensar que no eres nada, ese lugar está aquí. Ya no es tierra, todavía no es mar.
No es vida falsa, no es vida verdadera.
Es tiempo.
Tiempo que pasa.
Y basta..."

Alessandro Baricco, Océano mar

G.

.JL. en los afelios said...

Damien Rice me arropa mientras te leo breve tendido en la cama,
antes de dormir...

Suena un chello y su voz,
y tus mares me inundan los ojos,
tus palabras mis pensamientos,
seguiré despues con rayuela,
capitulo 27,
pensaré en ti,
como nos pasa a muchos
como a la niña perdida...
y mañana volveré con las ideas mas claras
y los sentimientos menos revueltos.

Que buena eres coño,
me sorprendes.

Danelí said...

Y yo conitnúo esperándote aquí,
en el Pacífico
para tener paz
para tener a Paz



B E S A Z O
=*

botas de agua said...

cómo alguien pudo llamar
Pacífico a un océano
me pregunto
mientras buceo
y recuerdo que tus lágrimas
siempre saben a sal
éstas me hacen sonreír
tienen nombre de película
y recuerdan cómo
se
te
inunda
la
mirada
de
azul