Thursday, September 20, 2007

Yo no soy va.lien.te

No era su culpa si las palabras se le atragantaban.
Si a veces sentía que explotaría en toda la tinta azul que se perdió en la autocensura.
No era su culpa regresar a casa anochecida y sola, con los pies arrastrados por la acera.
Si sólo podía llorar en la verosimilitud de la ficción y soñaba con una sala de cine vacía.
No era su culpa el vello de punta y la guitarra rasgando.
Si su sonrisa eran trocitos de muchas carcajadas fracturadas,
si la lluvia repiqueteaba en la ventana.
No era su culpa no tener llaves para todas sus puertas,
o no querer abrirlas.



'si se callase el ruido, quizá...'

7 comments:

.JL. en los afelios said...

jjaja, me encanta...
Tas colgada sabes?
te he dicho que me gusta eso?

Te abro?
mejor nos quedamos un rato fuera,
que lluve bonito.

distante.espejo said...

ya te dije que puedes ser quien quieras, yo no soy va.lien.te sólo soy accidentado y temerario.
aunque la temeridad sea algo que en su momento desconocía.

vuélvete de todas las calles.

un besazo!

amandine said...

nunca culpables si las palabras se atragantan, si censuramos pensamientos o nos tiramos a las vías dos segundos antes de que pase el tren.
nunca culpables del llanto sobre la almohada, nunca culpables de la sonrisa a destiempo, nunca culpables de no estar a la altura, ni culpables por errar y tropezar sobre una piedra similar a la que ayer nos hizo detener nuestros pasos.
nunca culpables de no encontrar las llaves.

nunca culpables de vivir, niña mía.
nunca culpables.

simplemente y maravillosamente mortales.

un beso, trocito de vida.
un sueño que repiquetea en esa puerta que pronto, muy pronto, abrirás-

La niña perdida said...

Me ENCANTA.

Salta,Paz. Hagamoslo juntas. Coge mi mano para que nunca más me vuelva a perder.

Caótica Ana
*Están llamando a la puerta pero yo no voy a abrir...

=)
muaaac

Gaby said...

...¿tienes arena?...

Gaby said...

...perfecto

botas de agua said...

Pero sí es su culpa si sus letras remueven mis entrañas y luego no soy capaz de ponerlas en su sitio. Qué bonito, Paz.