Tuesday, November 06, 2007

que quieres que te diga

Señoras, señores,

ha sido un placer.


Pero hay algo que deberían saber:
la figura del poeta no existe.

De vez en cuando se cabrea, o incluso los hay que están siempre cabreados.
Y le entran ganas de cagarse en Dios.

TIene vida cotidiana, y tiene que ir al súper,
y siempre se le rompe algún que otro huevo.

Se corta con las hojas del cuaderno,
y pasa horas sentado viendo televisión.


El poeta no siempre sabe lo que quiere, o lo sabe con avidez.

Y sale por las noches a buscar lo que todos,
y se emborracha o se droga.
Y si no se droga peor para él,
o al menos eso piensa.

Al poeta le duelen las muelas y viaja en autobús urbano.
Y pone la misma cara de asco que todos los madrugadores obligados.

Es cierto que siempre lleva un libro, pero más que nada es por que haga bulto en la mochila,
que está llena de revistas de motos y de chicas.



El poeta sabe hacer putadas a los otros,
y se queda con los bolis de la oficina,
y lo que es peor, con las grapas.

El poeta no recicla, y arruga mucho las hojas de papel,
para que tarden en descomponerse.
Y no espera a sacar la basura por la noche,
deja que la peste invada la ciudad.


Y cuando dice joder, quiere decir joder.
Y cuando dice que no, quiere decir que sí.

El poeta se camufla muy bien entre la gente.

13 comments:

Tristancio said...

Y claro, a veces se sientan al lado tuyo en el autobús y no te das cuenta... porque huelen a cotidiano.
Y, a veces, los delata un casi imperceptible desasosiego por el costado izquierdo, a la altura del pecho. Pero eso, muy pocos pueden detectarlo. Es más fácil ir directamente a su blog.

Abrazo.-

Alice ya no vive aquí said...

En el fondo lo de ser poeta siempre me ha parecido una complementación de algo más, no una esencia en sí misma. Es tan relativo... tan ambiguo...

jaio said...

"...qué importa ser poeta o ser basura..." dixit.

prazsky said...

El poeta es cabrón, pero el poeta somos todos.

distante.espejo said...

los poetas viven escondidos, realmente sólo les hace diferentes que entre pornografía y velocidad, tienen unas pocas neuronas guardadas.

un besazo.

Ferran said...

La figura del poeta es tan falsa como la del artista modernista.
O son fachadas
o no son nada porque, de no ser fachadas, no van pregonando que son poetas.

¿Para cuándo una revolución de las de Manu y Laura? Para eso me hice un blog: para cambiar el mundo.
Iluso yo, otro poeta puramente fachada.

amandine said...

el poeta es poeta, sí


pero no poesia.

La niña perdida said...

Señores,
no somos arte...

o si?


abrazo
=)

lavacamariposa said...

jaja tan maldito :P
saludillos

DANI said...

El poeta....es ante todo, persona.

Besos realistas

amandine said...

solo se que puede vomitar el corazón como tú lo haces

sólo así

y sólo así se es poeta

y poesía.

;)

(me encantó)

.JL. en los afelios said...

jajaja...
que bueno Pez,
menudo debate has creado,
me atrae el tema.

Quien es quien
para decir yo soy,
quien es poeta
para autoproclamarse.
Que verso te hace dejar de hacer
para pasar a ser,
para no joder lo que rodea,
para vomitar en las aceras
como aquellos de las discotecas.

Yo soy, me proclamo,
me nombro por unanimidad:
Insensato,
vulgar en ocasiones,
en ocasiones no,
hedonista,
algo borracho,
adicto de cosas dispares...
proletario por cojones,
peatón,
y poco mas que ya te iré contando.

Besos de hojas caidas.

el santo job said...

Poeta no se es, opino
poeta se intenta
porque intentando ser poeta
es cuando se desnuda el alma...
es lo que tiene de hermoso, don't you think?