Saturday, December 15, 2007

todo es subjetivo


Reclamo para mí, la brutalidad de un arañazo y tu piel entre mis uñas.

Y que todos los papeles que he arrugado en tantas noches,
sean espirales sobre nuestras cabezas.

No quiero que haya drogas en la habitación,
pero no pienso dejarlas.

Reclamo para mí la posibilidad de romper un corazón en mil cachitos,
y comérmelos con las campanadas,

en cualquier reloj,
en cualquier plaza.


Y reírme con la boca sucia de otra sangre, de otros sueños y otras toses.

Y agarrarte tan fuerte entre mis manos que poco a poco gane el azul al color de tu carne.

Y de repente darme cuenta, que no eres más que toda la tinta que he derramado sobre la mesa. Pero que yo no pienso recoger.

5 comments:

Adonai said...

¡Jó, qué pasada! ¿Y tu escribes esto? Me encanta...

Svor said...

Hay que derramar sangre azul! Salpicarla sobre los rostros bien lavados, para que se impregne por los poros hasta el torrente sanguineo y asi quede contaminado de necesitar mas.

Me ha gustado muchisimo
Vente a mis pagos a tomar unos mates.
Saludos

lavacamariposa said...

deseo derramar tinta pero aun no lo logro :(

Paty said...

Hola señorita :)

Upita said...

Por cosas como estas me gustan más los blogs.

(el azul y las espirales siempre ganan las batallas, por duras que parezcan)

:*