Saturday, June 27, 2009

Y dejar un pais detras de la puerta.


Las noches de invierno en las que tanto frio pasamos, las horas de tren en trayectos cortos y no tanto, los millones de fotos, las cenas de los viernes, llenas de idiomas y de acentos, el dia en que deje de llamar a la puerta para entrar en tu cuarto. Las veces que llegaste con rabia, con odio, con alegria, triste. Y le dimos la vuelta a todo. Las promesas que viajan en avion. La distancia relativa. La maleta negra y casi desfondada. El francés y la traduccion libre al castellano.

Caminar sobre el lago helado. Berlin, con el Muro, y la historia haciendo surcos por sus calles. Pasteleria alemana. Las nubes de Delft que son de colores. El ladrillo marron de una ciudad hecha deprisa y corriendo pero que acaba por tener encanto. Por lo menos, personalidad. La gente con callotte. Un teléfono 04.

Y los teclados sin acentos.