Thursday, May 06, 2010

Es una pena que los ataques de euforia me den así, de madrugada, justo después de despedirme; y no por la mañana, cuando me ataca por todas las bandas un profundo pesimismo.

1 comment:

Terapia de Choque said...

...
Arg! Dímelo a mí...

Según cada día.. en fin.. que raro todo