Saturday, November 27, 2010

"Mi historia es la historia de un boomerang, niña. Si de verdad quieres escucharla, es mejor que tomes asiento."

Tendemos a contar las cosas por orden cronológico, suponiendo que todo es una cadena de causas y efectos. Pero yo soy incapaz de mantener así ordenados los recuerdos. El otro día, por ejemplo, me sonrió el chico de detrás en la cola de la panadería. Antes había más panaderías, más zapaterías. Ahora ya no hay de esas cosas.
Cuando yo era pequeña, casi no había padres. Estaban todos en la guerra. Yo imaginaba que la guerra era un sitio horrible, y pronto comprobé que no me equivocaba. Así crecimos todos entre héroes. Unos en alto y con celebraciones multitudinarias, otros con la cabeza baja y en una foto pequeñita en la mesilla de noche. Pero héroes al fin y al cabo.
Cuando tu padre es un héroe queda poco espacio para la imaginación.
Por eso me hace gracia cuando me preguntas por mi historia. Nunca pensé formar parte de una generación heroica.
"Somos más lo que hacen de nosotros, que lo que creemos  de nosotros mismos".
Hay que ver, niña. ¿Es que no sabes hablar sin sentenciar?

3 comments:

MR. MC.DONALD said...

WOW!!!!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO BIPOLAR PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

DANI said...

Eres maravillosa y no quiero que me vuelvas a decir que te sobrestimo y esas cosas.

De hecho, te importaría que algún dia te robara alguno de estos sueños maravillosos para intentar ponerle imagen???

Besos acurrucados

Dara Scully said...

a mí los héroes me dan susto. no sé por qué.



(cosquillas
en la tripa)