Sunday, December 12, 2010

Volumen

En el Museo Rodin de París, en la sala donde está El Beso, pasan desapercibidas dos manos que se entrecruzan pero no se agarran, frente a una ventana que da al jardín.

[Y es como si me agarrara la garganta, y hace frío, y hace calor, lo que ha pasado, lo que no ha pasado, lo que recuerdo. Es el parque con columpios amarillos y roñosos. La única vez que he ido al cine sola.] Es la foto que tengo que volver a pegar en el armario todas las mañanas.


5 comments:

DANI said...

Pues la foto te ha quedado preciosa ;)


Besos en cursiva

DANI said...

Me reafirmo, la foto te ha quedado preciosa ;)

Más besos

P. said...

Me encanta.

Lady Day said...

La catedral... te mentiría si te dijera que no es una de mis esculturas preferidas.

Jorge Ampuero said...

Rodin, siempre entrañable.

Saludos :)