Thursday, January 27, 2011

Nelson Mandela

El otro día (quién sabe si ayer) estuve pensando en qué significaba para mí la muerte. Es un tema muy delicado, y en el que afloran en mí todo tipo de sentimientos encontrados y ganas de creer en cualquier dios que me asegure que todo va a estar bien cuando me vaya. Sin embargo, por más que lo intenten los sentimientos, soy incapaz de creer en dios (cualquier dios), ya ves tú qué cosas.

Hace unos días alguien en Twitter tuvo la brillante idea de matar a Nelson Mandela. Quizás fuera eso lo que me llevara a semejante reflexión. Sea cómo fuere, hoy llegan malas noticias desde Johanesburgo, y más allá de la globalización, la inmediatez y la superación del tiempo y el espacio, yo me pregunto qué vamos a hacer cuando nos quedemos definitivamente sin nadie a quien de verdad valga la pena seguir. Ahora mismo sigo a 97 personas, personajes e instituciones en Twitter.

Qué significa morirse. Significa dejar de vivir (he estudiado demografía). Significa dejar de querer, dejar de decir, dejar de hacer. A veces uno estaría mejor muerto, porque así no puede cagarla más. Yo no creo en el cielo o en el infierno. Pero sí creo en los recuerdos. Morirse consiste en dejar de vivir, y quedarte en los recuerdos. Así que, sólo los demás van a decidir si fuiste bueno o malo, si van a recordarte felices, engrandecido, o si van a dedicarse a destruir tu imagen. 

Yo sé que Nelson Mandela, independientemente de si se muere hoy, mañana o dentro de diez años, va a formar parte de muchas memorias, y de eso llamado memoria colectiva, que con la globalización ha superado todas las fronteras. Y lo voy a recordar sonriente y feliz, sabiendo que con suficiente empeño, otro mundo es posible, como fue posible otro Sudáfrica.

Dentro de poco, se cumplirá un año de aquella noche en que fuimos a ver Invictus.

4 comments:

DANI said...

Hay tantas maneras de morir! al fin y al cabo es "dejar de ser" en cualquiera de sus interpretaciones, no crees?

Ah y siempre me puedes seguir a mi, soy un superlider "...follow the leader, leader Leader, follow the leader leader, sígueme..." ja ja ja

Besos atontaos (solo hoy)

Ashi said...

Invictus fue para mí... uf, no sabría decirte. Al igual que Nelson Mandela.

Al igual que tú :)

P. said...

Esta noche he soñado que mi hermano se moría, y... me he levantado con una sensación además de horrible - le quiero un montón y de hecho ahora mismo voy a enviarle un sms para decirle lo mucho que le quiero - he vuelto a pensar en la muerte.

Llevaba unos días dándole vueltas, sobre todo por mis padres (aunque supongo que en el sueño se ha reflejado en mi hermano), y me da un miedo horrible que ellos 'dejen de ser', y en general, dejar de ser para mí es algo que suena arrollador (en el mal sentido).

Aunque podemos hacer mucho en vida para dejar buenos recuerdos, cierto es que serán los demás los que nos 'inmortalicen' al final, idealizándonos en muchos casos - demasiado -.

De todos modos, Nelson Mandela no necesita morir para ser idealizado, pero con todas las razones fundamentadas del mundo.

el fantasma said...

veo la muerte muy parecida a como la ves tú
:)
es cierto que esas personas se van y aunque queden en el recuerdo no puedo evitar que es una mierda que nadie ocupe su lugar o al menos uno parecido