Friday, February 02, 2007

Dos de febrero: Dos

Hice una promesa a mi conciencia, y, aunque la verdad es que no la voy a cumplir entera, os dejo con una selección de lo mejor:

Tú, el que se portaba mal, el más travieso de todos. El único capaz de encontrar un chiste en los rincones más sucios del bar. El conservador reivindicativo. Tú, la sonrisa grande de mirada chiquita. El que se despierta pronto y sin despertador para desayunar mucho más rato. Tú, el que en secreto guardaba el amor detrás de un grito indignado. El que movía sillas y mesas para irse lejos, pero siempre se quedó en el cuarto de al lado. Tú, el de los blancos y el bastón de ordeno y mando. El de los carajos y el dominó apostando. El lector de novelones y novelitas; el amante del tabaco y lo prohibido. El amante del deporte desde casa. Tú, el nivel andante y cuesta abajo. El que siempre me quiso un chorro, aun cuando yo no lo entendía. El que me hizo una advertencia que no rechacé y el mejor piropeador de cuantos hubo. El que huyó sin decir adiós pero se llevaba despidiendo dos años. El que se fue no porque quiso, pero sí como cualquiera hubiera querido.





Nadie me volverá a llamar güerita, a retener mi revolución con una del Oeste....

tortilla con sal (sin limón)




Problablemente ahora serían muy diferentes mis palabras.... pero la idea es la misma


y ahora....porténse mal, que es mucho más divertido...

2 comments:

jaio said...

guau...yo solo supe escribir Marinero en tierra, a alguien que acabo cerca del Puerto de Santa maria, donde coincidio largo con Alberti, pero nunca me lo conto, y ahora añoro los momentos que nunca fueron...

Danelí said...

me gustan las anáforas, y más aquellas que empiezan con pronombres personales.

tu-yo es el mar.
(volverás a él y acabarán los exámenes y la falta de compañía)

un besote
=)