Saturday, December 13, 2008

cuaderno de bitácora

Anoche moví la cama de sitio.
Lo hice para poder leer hasta quedarme dormida, la puse justo al lado del interruptor, de tal manera que la puerta del armario no se podía abrir, y la mesa quedaba inutilizable.
Me quedé dormida leyendo. Esta mañana se me ha hecho raro el ángulo de los rayos de sol en la ventana. Y cuando me he despertado era más pronto de lo que había esperado.
El cielo está azul hoy. Cuando he salido esta mañana de casa he pensado lo bonito que es el sol de invierno, y me he arrepentido de no haber cogido la cámara. No estoy segura de que vaya a haber muchos más días como hoy en lo que queda de invierno, que es todo. He pensado en ir a Ostende. He leído en mi libro, que a veces se congela el Mar del Norte, y dicen que está haciendo más frío del normal. Luego he pensado en Barcelona. No sé por qué, puede que fuera la música que estaba escuchando, o las gaviotas, o las ganas de volver.
He pensado lo bonitas que son las Navidades aquí en el Norte, y que esto parece m´s que nunca un decorado de película. Me he acordado que ayer a la una de la mañana había gente por la calle, con gorros de lana y guantes gordos, y he sonreído. Delante del centro comercial, han puesto un pueblecito de casitas de madera y coníferas forrados de nieve artifical. El suelo de madera se ha helado y se puede jugar a patinar, y en la puerta del centro comercial hay niñas que venden pasteles caseros, creo que serán de algún grupo de Scouts, porque aquí todo el mundo lo es. He buscado como loca una taza que me gustara para Elena, porque se va a vivir a otra casa en enero, y la voy a echar de menos, y alguien ha roto su taza del gato, o se la ha quedado, y creo que se siente desorientada. Como cuando yo pierdo un cuaderno. A Elena le encanta el café en su taza del gato, sentada en el sillón con las piernas cruzadas y su manta de las Olimpiadas de Invierno de Turín. Sí, esa es la imagen que tengo de Elena.
Luego me ha llegado un mensaje. Era algo que me había propuesto, recibir mensajes como ese en francés. Y he sonreído, con un chasquido de labios.
Porque cuando yo me propongo algo...

5 comments:

María said...

recuerdo haberte dicho que te llamaría y aún no lo hago.

abrazos paz.

Cecania said...

me suele pasar
eso de correr las cosas de sitio digo, aunque no siempre sean fisicas.

amandine said...

ma petite
toujours belle
toujours...

Dani said...

Como se le desea Feliz Navidad a alguien, sin que piense que es una postal comprada??

Yo no tengo la respuesta, pero tú, sonrie muy fuerte con los ojos cerrados y sabrás que lo digo sinceramente.

Besos enormes guapísima

Dara Scully said...

El cielo de invierno sabe a frío distante. Es el mejor.


Miau